comprar un piso para alquilarlo

¿Comprar un piso para alquilar es rentable?

Trabajar durante toda nuestra vida puede ser muy agotador, por eso es sabio ahorrar pensando en la comodidad del futuro. ¿En qué podemos invertir los ahorros? Un excelente negocio es comprar un piso para alquilar. Algunos se preguntan si realmente es rentable. A continuación, hablaremos de por qué puedes considerar esta opción.

Comprar piso para alquilar ¿Es rentable invertir en inmuebles?

Para saber si realmente es rentable este negocio debes considerar varios aspectos, así puedes cuidar de que la inversión no sea un fracaso total. Por ejemplo, algunos clientes que desean buscar un buen piso a fin de generar ingresos con él, aspiran hacer un mínimo de gasto en el inmueble, con el fin de aumentar el margen de ganancia. No obstante, este razonamiento no es muy conveniente.

Las propiedades de menor costo, por lo general están mal ubicadas. Por lo tanto, si adquieres un piso en una ubicación poco estratégica, no conseguirás pedir en alquiler, lo mismo que aquel que invirtió en una propiedad, con un mejor punto de ubicación, realizando una mejor inversión. Esto nos lleva a considerar varios aspectos, con el objetivo de hacer de la compra de un piso sea un negocio rentable.

¿Cómo hacer para que la compra de un piso sea un negocio rentable?

Ubicación de la propiedad

Este aspecto es de vital importancia. Si el piso para alquilar está en un barrio peligroso, o de difícil acceso, claro que lo vas a conseguir a bajo costo, pero no conseguirás a un gran número de interesados.

Por lo general quienes desean alquilar, lo hacen partiendo de la necesidad de estar más cerca de su lugar de estudios o trabajo. De modo que te recomendamos explorar tus opciones de compra, entre las propiedades en zonas céntricas. Su precio es más elevado, pero la renta que pedirás por ellas también lo será.

El tamaño de la vivienda

Es común la creencia de que entre más pequeño sea un piso, más rentable será. Sin embargo, algunos estudios sostienen que las propiedades más demandadas son las que poseen 150 y 250 metros cuadrados. Por debajo de estas dimensiones, las demandas bajan exponencialmente.

¿Cómo se calcula la rentabilidad?

Es impreciso saber exactamente cuál será el margen de ganancia en alquilar un piso. No obstante, puedes tener una estimación de los futuros ingresos con un pequeño calculo. Debes tomar la renta mensual y multiplicarla por los 12 meses del año, así sabrás en primer lugar el dinero que obtendrás anualmente. Sin embargo, esa no será tu ganancia, con esa cantidad debes proceder a dividirla entre lo que te costó el inmueble.

Por ejemplo, si con el alquiler de un piso obtienes 15.000 € anual. Pero el precio de la propiedad fue de 240.000 €. Solo debes dividir esas dos cantidades (15.000/240.000 x 100 =6,25%) Eso nos lleva a una rentabilidad de poco más del 6%.

¡Claro!, hay gastos que debes considerar en este negocio, como las distintas reparaciones de la propiedad, los impuestos, etc. Otro asunto a tener en cuenta es el hecho de que los inquilinos no acostumbran a quedarse tanto tiempo de modo que habrá periodos en los que el inmueble quedará solo.

Ventajas de comprar un piso para alquilar

Los alquileres son demandados

Las compras de propiedades tardan demasiado tiempo. Por lo general las personas no cuentan con una gran suma de dinero para obtener una vivienda. Sin embargo, si tienen mayor disposición para alquilar, pues el costo en inferior. De modo que cuentas con un numero extenso de interesados en ocupar tu propiedad.

Solo necesitas tener en cuenta el perfil de inquilinos que deseas para tu propiedad. En base a eso, podrás hallar rápidamente los que ocuparan tu propiedad. ¡Pero no te preocupes! Realmente hay un buen número de personas interesadas, además que puedes localizar a especialistas que te pueden asesorar en el arrendamiento en menor tiempo. Estos agentes inmobiliarios son una excelente opción que está a tu alcance.

Obtienes un ingreso constante

Prácticamente obtendrás un ingreso fijo sin hacer nada. Tus esfuerzos de arduo trabajo son compensados con el alquiler. Es cierto que habrá periodos en los que no tendrás inquilinos, pero no será por mucho tiempo, de modo que puedes utilizar este ingreso como una pequeña pensión o como complemento a tus ingresos laborables.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BOLETIN INFOBILIARIA

Recibe toda la información sobre inmobiliaria, economía, actualidad, hogar ...
¡GRATIS! ¡SUSCRIBETE!

Ir arriba